Accidente Mortal en la N-121-A

This post was written by Nolovendas on Noviembre 27, 2010
Posted Under: Infraesturcturas
Accidente en la N-121-A en Doneztebe

Accidente en la N-121-A en Doneztebe

José Luis I. M. vecino del barrio de Alkaiaga en Lesaka y de 57 años de edad, murió el viernes 27 de noviembre en un accidente de tráfico en el km. 47,8 de la carretera N-121-A (Pamplona-Behobia), en el término municipal de Doneztebe-Santesteban cuando se dirigía a trabajar precisamente a esta localidad. José Luis, natural de Don Benito (Badajoz) vivía desde hace algo más de dos años en el barrio de Alkaiaga, que pertenece oficialmente a Lesaka pero que se encuentra situado justo al lado de Bera.

El fallecido era el conductor y único ocupante de un vehículo, un Citroen ZX, que circulaba en dirección Pamplona y que, por causas que investiga de Atestados de la Policía Foral, invadió el carril contrario colisionado frontalmente con un camión.

Accidente mortal en la N-121-A a la altura de Santesteban

Accidente mortal en la N-121-A a la altura de Santesteban

El lugar donde se produjo el accidente, en la zona conocida como Arrizurriaga, consta de tres carriles para la circulación, dos en sentido Pamplona por donde circulaba el fallecido, y otro en dirección a Irun y en descenso por el que transitaba el camión. Una curva pronunciada y la calzada ligeramente húmeda. El conductor del camión no sufrió lesiones.

A apenas 800 metros del accidente y hace poco más de un mes falleció también en esa zona un vecino de Sunbilla, cuando se dirigía a Pamplona. Del mismo modo, este conductor, que tenía 37 años, murió al colisionar su vehículo contra un camión que en aquella ocasión hizo la tijera y se interpuso en su trayectoria.

Además de tratarse del segundo fallecido en apenas cincuenta días, desde que la N-121-A fuera remodelada en su totalidad y se abriera al tráfico en octubre de 2009 se cuentan ya cuatro muertos. Desde aquella fecha han fallecido en esta vía un conductor francés en Bera, en el kilómetro 67,6. El pasado marzo murió un vecino de Sopelana (Vizcaya) tras colisionar frontalmente el vehículo que conducía contra un todoterreno en el kilómetro 41,3, a la altura de Oronoz. Las dos últimas víctimas mortales, José Luis e Iñaki, perdieron la vida en el kilómetro 47,8 y 47 de la remozada N-121-A, una vía en la que el incremento del tráfico pesado y de la circulación en general se presenta como un peligro constante para los conductores. Las reformas que pretendían convertir una vía siniestra de la Comunidad Foral en un trayecto más corto y seguro han dado como resultado una vía falsamente rápida.

Etiquetas:

Add a Comment

required, use real name
required, will not be published
optional, your blog address